domingo, 8 de julio de 2018

Carta abierta al Presidente de un Contraalmirante


Una carta abierta al presidente escrita por el contraalmirante (r) Enrique Germán Martínez es una nueva expresión de desencanto con el mandatario que se viene repitiendo en los últimos días por las frustradas esperanzas depositadas en él para revertir la degradación de las Fuerzas Armadas y por sus incumplidas promesas de terminar con “el curro de los derechos humanos”, que llegan junto con otro pedido a los militares para que hagan un esfuerzo patriótico.

Aquí, el texto completo de la carta:




Carta abierta al Señor Presidente y Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas.

Señor Comandante,

El día que usted asumió el gobierno nos llevó a un punto de gran emoción cuando dijo, honrando los más puros valores de la ética, que siempre, nuestro lugar de encuentro sería la verdad.

Le confieso Señor Comandante que contra toda lógica, razón y tradición le creí por ser usted y lo esperé largo tiempo en el lugar de la verdad con la esperanza de que usted llegaría para terminar con el curro de los Derechos Humanos. Me fui, cuando a mi amigo, luego de 12 años de prisión sin explicaciones lo condenaron a prisión perpetua y reclusión por tiempo indeterminado por no haber hecho nada, ya en las 230 causas que tenía en ninguna estaba siquiera nombrado.

También me senté a esperar que usted llegara para solucionar el problema de la degradación de las FF.AA. ininterrumpida durante 30 años y que transformó a la Argentina en un país castrado de su poder de disuasión. Y todos sabemos en nuestro fuero íntimo que la Argentina por su historia, por la dimensión de su territorio, por la extensión de sus fronteras y por el patrimonio que encierran, no puede ser un país Eunuco.

Argentina debiera ser un país orgulloso y responsable no sólo de su selección de futbol, sino más aun de sus Fuerzas Armadas. Pero no por orgullo vano sino porque comprende, al igual que Brasil y Chile, que cada país es responsable de su futuro, de sus fronteras, del narcotráfico que circula a través suyo y del crimen organizado que se instala dentro de ellas cuando no hay oposición alguna.

En definitiva, se saben y se reconocen responsables de la región del planeta en que habitan, Y saben que ante una amenaza los países deberán constituirse en aliados estratégicos y a nadie le gusta ser aliado de un “minusválido militar” por más simpático que sea, porque nadie quiere mandar a morir a sus muchachos por la irresponsabilidad o la tozudez de otro país que no quería gastar en fuerzas armadas.

Por tercera vez me cansé de esperar en el lugar de la verdad y me fui cuando se hundió el ARA San Juan.

Señor comandante, ahora me pide usted un esfuerzo patriótico. A qué se refiere? porque desde que soy guardiamarina en el año 1972 todos los días me han pedido un esfuerzo patriótico y lo he hecho siempre, Incluida la guerra de Malvinas y todas las anomalías que debimos sufrir por los problemas políticos en Argentina.

Ahora, si lo que usted me pide es que yo me quede callado ante tamaña situación de discriminación, irracional, irritante e inexplicable no espere eso de mi y una vez mas me iré a sentar al lugar de la verdad a esperarlo a que recapacite y venga a decirme que ha cambiado de parecer y que el ajuste lo pagará el “curro de los Derechos Humanos.”

Pero sepa señor comandante que tanto yo como muchísimos de mis colegas, nuestras familias y amigos lo esperaremos en el lugar de la verdad, solamente hasta el día de las elecciones.



Enrique Germán Martínez

Contralmirante (R) VGM

No hay comentarios:

Publicar un comentario